¿Que significan las estrellas de los hoteles?

¿Os ha pasado alguna vez que un hotel de inferior categoría os ha parecido mejor que otro de categoría superior?  Creo que a la mayoría alguna vez nos ha ocurrido. Puede haber un hotel de 2 o 3 estrellas que nos haya sorprendido gratamente y otro de 4 que nos haya decepcionado a pesar de, supuestamente, ser mejor. Todo esto tiene una explicación y tiene que ver con la clasificación de hoteles por estrellas que hay vigente en la actualidad, la cual veremos a continuación, junto con algunos trucos para no guiarnos solo por el número de estrellas.

En este post ha colaborado muy activamente conmigo Ana, mi novia, que desde hace tiempo me lleva incitando a que escriba sobre esto  y se ha ofrecido a hacerlo ella,  ya que es un tema interesante que genera muchas dudas a todos los que nos alojamos en hoteles, incluso a los que trabajamos en el sector.

clasificación hoteles estrellas

¡Vamos al lío!

Las estrellas de los hoteles son un identificativo, esto lo tenemos claro pero ¿de qué? ¿Qué se “mide” realmente con el número de estrellas y de qué depende la categoría de los hoteles? ¿Quién las otorga y cómo?

Antes de continuar, quiero hacer una aclaración. La legislación correspondiente es competencia de cada Comunidad Autónoma por lo tanto no es igual en toda España, ni en el resto de países, aunque las diferencias son mínimas. En este post, tomaremos de referencia la legislación andaluza.

Entonces, ¿qué nos indican las categorías de los hoteles? Al contrario de lo que muchos pensamos no son sinónimo de calidad, la categoría de un hotel es un identificativo de servicios e instalaciones. Veamos las diferencias a continuación en esta súper tabla que hemos elaborado :)

Clasificación de los hoteles por estrellas

clasificación hoteles estrellas

Instalaciones y servicios necesarios según número de estrellas

Como veis en ningún momento se califica el trato al cliente o el trato a los trabajadores, la calidad de las instalaciones (solo la cantidad) o incluso la calidad de la comida. Es más una cuestión de “SI se tiene o NO se tiene” alguna de las exigencias impuestas por la ley.

Por ello, mi recomendación es guiarnos por otros datos. En la actualidad, tenemos un sinfín de información a través de internet que nos puede ayudar a no equivocarnos a la hora de elegir un hotel. Algo muy importante son las opiniones de hoteles en internet, que ya expliqué en este post que escribí anteriormente.

Es lo que más se ajusta a la realidad, aunque siempre habrá algún comentario subjetivo, pero por lo general son usuarios que han tenido una experiencia muy parecida a la que tendrás tú y las opiniones son bastante fiables. Además en muchas de ellas los clientes especifican los puntos fuertes y débiles de cada hotel, lo cual te puede guiar según tus prioridades (que no para todos son las mismas).

Por otro lado, a parte de los comentarios recomiendo ver las fotos (esto todos lo hacemos) pero hay que fijarse en los detalles, por ejemplo, las fotos del baño las considero muy importantes, si el baño es grande, si está cuidado, si no está muy viejo, etc. Si el baño está bien la habitación normalmente también lo estará. Con las fotos de las habitaciones solo podemos apreciar la decoración pero esto no es suficiente para asegurarnos una buena habitación.

Por último, otra cosa a tener en cuenta es el año de construcción o el año de la última reforma, ¡ojo con esto! porque a veces solo reforman una planta y si te toca una habitación en una planta no reformada, te decepcionará. Aún así es otro identificativo, si el hotel está nuevo tendrá mejores instalaciones que si es un hotel viejo. Tened en cuenta que por un hotel pasan muchas personas a lo largo de un año y esto hace que el mantenimiento y el desgaste sea muy diferente al de un edificio privado.

Como os comentaba antes, la categoría de un hotel depende además de cada Comunidad Autónoma o del país. Para unificar estas exigencias en la clasificación de los hoteles, se ha creado una plataforma conocida como hotelstars, a la cual pertenecen ya muchos de los países de la Unión Europea y que mediante un sistema de puntos otorga a cada hotel su categoría correspondiente. Además ellos no califican únicamente los servicios e instalaciones, sino que también tienen en cuenta la calidad de los servicios. De esta forma, nos podríamos guiar mucho mejor por la categoría de un hotel que con el sistema actual, no solo en España sino también en el resto de países. Pero creo que todavía nos quedan unos años para poder disfrutar de esta unificación hasta entonces os dejo la información de  hotelstars donde especifica las exigencias según cada categoría hotelera.

Deja un comentario