Visitar Estambul en 4 días

Estambul 4 días

Estambul es, sin duda, una de las ciudades europeas que más atractivo despiertan entre los viajeros. Y no es para menos, porque esta ciudad turca, es la más grande y poblada de Turquía y de toda Europa. Aunque es la ciudad más importante del país, no es la capital (es Ankara), pero tiene todas las condiciones para poder disfrutar de un viaje inolvidable.

Por lo tanto, una visita de 4 días a Estambul, es un viaje a una historia apasionante a través de sus monumentos, al cruce de culturas, a la frontera entre dos continentes o a la gastronomía.

Para comenzar con este post, os dejo algunas recomendaciones a tener en cuenta cuando estéis preparando vuestro viaje.

Cómo llegar del aeropuerto a Estambul

Para viajar a Estambul, lo normal será hacerlo en avión, a no ser que estéis de crucero por la zona o que hagáis un tour y vengáis de la Capadocia en autobús u otro medio de transporte. Depende de la ciudad desde donde queráis salir, tendréis más opciones o menos en cuanto a vuelos. Pero conviene que sepáis que en Estambul hay dos aeropuertos: el nuevo (Aeropuerto de Estambul, abierto en 2018) y el de Sabiha Gökçen. Normalmente llegaréis al nuevo si viajáis con Turkish Airlines, que es el que tiene más conexiones con Estambul desde cualquier parte. El otro lo utilizan compañías low cost como Vueling.

Para llegar a Estambul desde el aeropuerto, a lo mejor para cuando vayáis ya está abierta la línea de metro que va a conectar directamente Estambul con el aeropuerto. Pero en abril de 2022 seguía en obras. Si no es así, creo que es preferible coger un taxi, como hicimos nosotros. Tarda 1 hora aproximadamente y cuesta 30-40€. Si vais en transporte público, es mucho lío de trasbordos, se tarda mucho tiempo y os acabaréis gastando unos 10€ por persona. Por lo que, si sois dos, al final tampoco os vais a ahorrar mucho. Y si sois más pues ya puede que hasta os salga más barato ir en taxi.

Donde alojarse

Estambul es muy grande, pero la zona turística está bastante concentrada. Nosotros cogimos el hotel en la zona Sultanahmet, que es la zona más turística, donde se encuentran Santa Sofía de Constantinopla, el Palacio Toptaki o el Gran Bazar. Dentro de esta zona, cualquier alojamiento va a estar bien ubicado para hacer turismo.

La zona entorno a la Torre Galata o la plaza Taskim está muy bien también, aunque creo que Sultanahmet es mejor para hacer turismo. La zona de Plaza Taskim es ideal si lo que queréis es disfrutar de la vida nocturna de Estambul, porque la otra zona por las noches está un poco muerta.

Nosotros nos alojamos en el Four G. Hotel, un establecimiento de 4* de reciente construcción. Muy bien ubicado, a 2 minutos de la Plaza de Santa Sofía y con unas muy buenas instalaciones. Además, nos dieron una habitación con terraza y vistas al mar. Por lo que, llegar al hotel y sentarte a ver el mar de Mármara con los barcos y la parte asiática iluminada por las noches, era un auténtico placer. Y la verdad que la calidad-precio era muy buena. Los hoteles en Estambul son baratos en comparación con las ciudades europeas, por lo que si estáis a dispuestos a no gastar lo mínimo, conseguiréis un hotel con grandes prestaciones. Aquí podréis encontrar todos los hoteles de la zona de Sultahmet y escoger el que más os convenga.

Four G Hotel
Vistas habitación Four G Estambul

Días para visitar Estambul

Cómo hemos comentado anteriormente, es una ciudad grande y con muchas cosas que ver y hacer. Por lo que yo creo que lo ideal es que sean mínimo 3 días enteros. Si son 4 o 5 días mejor.

Nosotros no hicimos la típica ruta por Turquía incluyendo la Capadocia, porque era muy forzado para los días que podíamos ir. Normalmente los tours organizados hacen Capadocia y Estambul en 7 días. Pero lo que nos dijo alguna gente que lo ha hecho es que queda poco tiempo para ver Estambul.

En estos viajes organizados se va directamente a la Capadocia en avión, haciendo escala en Estambul, y se vuelve de Capadocia a Estambul en autobús. Se pierde por lo tanto 1 día entero de viaje en autobús. Pero es cierto que vais a ver muchos más sitios que yendo solo a Estambul. Nos dijo un agente de viajes que lo ha hecho varias veces y lo organiza a menudo, que para ir a los dos sitios lo ideal es ir 9 o 10 días. Si queréis ver muchas cosas en poco tiempo, se puede hacer. De hecho, la mayoría de la gente es el que hace, pero es un viaje más intenso, sobre todo en desplazamientos.

Plaza Sultanahmed

Consejos

  • Entrar a Santa Sofía por la noche. Este monumento abre y es visitable las 24 horas. A las horas punta hay muchísima gente y no se puede apreciar tan bien como si vas por la noche, que está mucho más tranquilo. Tampoco hace falta que os levantéis a las 3 de la madrugada 😄. A partir de las 21h o así ya va a estar bastante menos concurrido que el resto del día.
  • Visita al Palacio Toptaki. Estos palacios donde se puede ver la opulencia de los sultanes, merecen mucho la pena, os recomiendo visitarlos. Y lo que también os recomiendo es que vayáis a primera hora (abre a las 10h). Así los disfrutaréis con mucha más tranquilidad, ya que a partir de media mañana se forman largas colas.
  • Todas las mezquitas son gratis, por lo que podréis visitar sin miedo todas las que queráis. Tened en cuenta que las mujeres deben llevar un pañuelo para cubrirse y hay que descalzarse. ¡Evitad los calcetines con agujeros para este viaje! 😂
  • Podéis disfrutar de un baño turco. Es un clásico de Turquía como no podía ser de otra manera. Aquí no os puedo aconsejar mucho porque nosotros no lo hicimos, pero hay muchos sitios donde podéis hacerlo que están anunciados por la misma calle. O sino buscad en blogs, tripadvisor… que hay muchas recomendaciones.
  • Coged la Istanbulkart, que es la tarjeta de transportes de la ciudad. Es barata (unos 2 o 3€ creo recordar). Con ella los viajes salen a unos 50 cents y valen para todos los medios de transporte: metro, bus, tranvía y ferry, que funcionan muy bien, además.
  • Turquía tiene una muy buena gastronomía, especialmente los dulces y la carne. Os recomendaré algunos sitios a continuación donde nosotros comimos muy bien y a buen precio.
Plato Kebab

¿Qué visitar en Estambul en 4 días?

Día 1: Plaza Sultanahmed, Santa Sofía

El primer día llegamos al aeropuerto a media tarde y cogimos un taxi, que como especifiqué al principio tarda una hora aproximadamente en llegar a Estambul.

Como el hotel estaba situado muy cera de la Plaza Sultanahmed, nos fuimos hasta allí a recorrerla y ver la Mezquita Azul y Santa Sofía. Nuestras fechas de viajes coincidieron con el Ramadán, una fecha muy especial para el mundo islámico. Y, justo a la hora que salimos por primera vez a recorrer Estambul, era la hora del atardecer. Durante la época de Ramadán, justo es la hora a la que se puede romper el ayuno tras la llamada al rezo, después de llevar todo el día sin ingerir alimento ni bebida.

Esta gran plaza donde se encuentran estos dos monumentos tan importantes, uno en cada extremo, se convierte en un lugar de reunión. Aquí, muchas familias, grupos de amigos… se reúnen para hacer un picnic tras el ayuno que exige el Ramadán durante las horas del día, creando un ambiente festivo que daba a esta zona una atmósfera realmente única y especial. Sin lugar a duda, un gran recibimiento para empezar a saborear esta apasionante ciudad.

Plaza Sultanahmed Ramadán

Después de pasear por la plaza y disfrutar de su ambiente, entramos al monumento por excelencia de la la ciudad y, probablemente, uno de los edificios más importantes a nivel histórico y arquitectónico del mundo: Santa Sofía. Como hemos comentado anteriormente, es gratuito y está abierto 24 horas, desde que en 2020 dejó de ser un museo y pasó a ser una mezquita. Allí pudimos ver la espectacularidad de este lugar con 1500 años de historia, que ha sido catedral, mezquita, museo y ahora nuevamente mezquita. En ella destaca su enorme cúpula central. Su construcción cambió la historia de la arquitectura y no es para menos. A día de hoy, aún sorprende que un espacio de tales dimensiones y que además ha sufrido varios terremotos a lo largo de su historia, siga en pie y en un estado tan bueno de conservación.

Noche

Después de esta magnífica primera toma de contacto con la ciudad, nos fuimos a cenar a un restaurante que se encuentra a menos de 10 minutos. Se llama Garden 1897 🍽️. Tiene zona interior y exterior con un agradable patio. Tiene una carta muy amplia que va desde platos típicos como cuscús, hummus, sopa de lentejas, carnes de kebab en diferentes estilos… hasta pizzas, pastas y muchas otras cosas. cerrando la cena con un espectacular postre típico turco con polvo de pistacho.

Cerramos la cena con un postre típico turco, katmer se llama, una auténtica maravilla. La verdad que nos gustó mucho, incluso repetimos otro día. Es un sitio bonito, con un buen servicio, la comida rica y variada y el precio muy asequible para la calidad que ofrece. La vez que repetimos probamos otro de los postres más típicos, el kunefe. Y de ambos repetimos en otros sitios, porque están muiy buenos, en especial el katmer.

Tras llenar el estómago, nos dimos un paseo por la calle principal de Sultanahmet para bajar la cena. FInalmente, nos fuimos al hotel a descansar para afrontar al día siguiente el primer día completo de nuestra visita a Estambul en 4 días.

Katmer
Kunefe

Día 2: Mezquita Azul; Free tour Tour Civitatis; Paseo en barco; Atardecer en el lado asiático; Torre Galata

Este día, habíamos reservado para por la mañana un free tour con la empresa Civitatis por la ciudad. Antes de comenzar el tour, como empezaba en la Plaza Sultanahmed y teníamos algo de tiempo, visitamos por dentro la Mezquita Azul. Un fracaso por nuestra parte, porque estaba toda en obras, llena de andamios y no se veía nada. Total, tendremos que volver a Estambul 🤣.  Espero que cuando vayáis vosotros, podáis ver la verdadera belleza de esta mezquita por dentro.

Mañana

En el free tour comenzamos viendo y recibiendo interesantes explicaciones históricas sobre la Mezquita Azul, Santa Sofía y otros monumentos y que se encuentran a lo largo de esta gigantesca plaza. En su día fue el Hipódromo de Constantinopla, durante el Imperio Bizantino, donde se hacían las carreras hípicas y de carros. De ahí su forma y su gran extensión. Desde aquí nos fuimos a otro de los clásicos de Estambul, justo detrás de Santa Sofía: El Palacio Toptaki. Lo vimos por fuera y entramos dentro a la parte gratuita de los jardines. La parte más amplia y los palacios, son de pago y los vimos al día siguiente.

Desde aquí bajamos por un lateral del palacio hacia el Gülhane Park y desde ahí subimos por la calle Sogukcesme. Una calle empedrada de casas tradicionales ubicada en el centro histórico, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Caminamos de nuevo hasta la plaza Sultanahmet, pasando antes por la entrada de la Cisterna Basílica (que en este momento estaba cerrada por reformas). Atravesamos la plaza hasta llegar a la mezquita llamada Pequeña Santa Sofía, pasando previamente un típico mercado de frutas y verduras. La Pequeña Santa Sofía la podéis visitar por dentro también, es recomendable.

Pequeña Santa Sofía

Aquí terminó el tour, más o menos a la hora de comer. Unas dos horas y media de duración. Para por la tarde, el guía nos había ofrecido un paseo en barco por el Bósforo, por lo que ya decidimos hacerlo también ese mismo día. Por tanto, comimos rápidamente y a las 15:30h nos fuimos ya para el muelle a comenzar el paseo en barco.

Tarde

En el paseo en barco, que incluía explicaciones, pudimos ver desde el mar la gran mayoría de monumentos importantes de Estambul. El barco comienza adentrándose en el llamado Cuerno de Oro, desde donde se pueden ver lugares como la Torre Gálata o la Mezquita de Suleiman entre otros monumentos, para luego dar la vuelta y recorrer el Bósforo hasta más allá del famoso y espectacular Puente del Bósforo, con el lado europeo a un lado y el lado asiático al otro durante casi todo el recorrido.

El paseo es especialmente interesante porque a orillas del Bósforo, en el lado europeo, hay mansiones, monumentos u hoteles de lujo que se encuentran justo a orillas del Bósforo y que la única forma de verlas es desde el agua. Cuesta 15€ por persona y son cerca de 3 horas, por lo que es un precio bien asequible. Una de las actividades que no podéis dejar de hacer en vuestra visita a Estambul en 4 días.

Crucero en barco por el Bósforo

A la vuelta, el barco hace dos paradas, por lo menos en el que fuimos nosotros. Una en el lado asiático y otra en el mismo lugar de donde salimos. El guía, que era el mismo que el del tour de la mañana, nos recomendó parar en el lado asiático, aprovechar para visitarlo, ver el atardecer desde aquí y luego coger un ferry que cruza al lado europeo para volver. Y eso hicimos.

Nos paramos en el lado asiático y ya por nuestra cuenta visitamos una mezquita que estaba al lado de donde paramos, un mercado, nos tomamos un café con unos dulces en una pastelería típica (MADO 🍽️) y nos fuimos dando un paseo hacia la Torre de la Doncella, para ver el atardecer desde allí. Un precioso atardecer con el sol poniéndose por el lado europeo, merece la pena. No solo por el atardecer, sino por visitar esta zona, que está muy bien.

Atardecer desde el lado asiático (Torre de la DOncella)

Noche

Después de esto, nos volvimos a la dársena de donde salen ferrys cada pocos minutos para volver al lado europeo. Se puede volver con la misma Istanbulkart por el precio de un billete normal. Si lo compráis suelto, creo que costaba 1€ por persona.

A la vuelta, ya que estaba más o menos cerca de donde paraba el ferry, subimos hasta la Torre Gálata y las calles aledañas. Esa zona, además, por las noches, es una zona muy ambientada con muchos restaurantes para cenar. Se puede subir a la Torre Galata, que tiene excelentes vistas, aunque nosotros no lo hicimos.

Tras esto, terminamos una intensa jornada en Estambul, donde, además, nos fuimos con ideas y consejos sobre lo que hacer en los días siguientes. Por eso también hicimos estos tours organizados el primer día, para hacernos una idea general de Estambul, ya que es muy grande y hay muchas cosas que hacer y visitar.

Día 3: Visita Palacio Toptaki; Gran Bazar y Mezquita Nuruosmaniye; Mezquita Sulimán; Bazar de las Especias; cena con vistas

Este día teníamos previsto visitar por la mañana el Palacio Toptaki. Nos había dicho el guía del día anterior que fuéramos pronto, porque a partir de media mañana se formaban colas bastante largas y estaba más masificado, tal y como he puesto al principio del post en los consejos. Nosotros estuvimos de 10 a 12 y media, aproximadamente y los vimos muy tranquilos. Cuando salimos ya había unas colas bastante interesantes para entrar.

Mañana

Precio entrada Palacio Toptaki: 285 liras con Harem, 200 sin harem. Unos 20€ con el harem.

Cogedlo con el harem, porque a nosotros es lo que más nos gustó de todo y 85 liras, depende de como está el cambio, pero suelen ser unos 5€ más, por lo que no merece la pena ahorrarse 5€ y perderos lo mejor.

Nosotros comenzamos precisamente viendo el harem, porque está al principio y porque había muy poca gente. Lo vimos prácticamente solos, disfrutando tranquilamente de la espectacularidad de sus salas, pasadizos, patios… Y después recorrimos el resto de palacios, edificios y jardines. Un lugar con mucha historia dónde podréis ver los lujos con los que vivían los sultanes de la época. A la entrada os dan una audioguía en el idioma que queráis y está todo muy bien especificado para utilizarla a lo largo del recorrido, por lo que además de ver el Palacio Toptaki, conoceréis su historia.

Palacio Toptaki Harem

Tras esta visita, nos fuimos a tomar una cerveza al Seven Hills 🍽️, un hotel que está al lado de la Plaza Sultanahmed, con una terraza panorámica con espectaculares vistas a la cúpula de Santa Sofía, a la Mezquita Azul y también al Bósforo y a otras zonas de Estambul. Por cierto, las calle de detrás de este lugar es una muy buena opción para ir a cenar, hay una calle con muchos restaurantes. Uno de ellos es el Cooking Alaturka 🍽️, que es un restaurante donde se pueden hacer también clases de cocina turca, una muy buena opción para los cocinitas. También en esta zona hay un bazar que el guía del día anterior nos dijo que tenía buenos precios. Pasamos por allí un día por la noche y es solamente una calle, pero estaba bonito y tiene bastantes tiendas. Se llamar Bazar Arasta.

Vistas Senven Hills

Desde aquí nos dirigimos hacia la zona donde se encuentra otro de los clásicos para visitar en Estambul en 4 días, el Gran Bazar. Pero, previamente, por esa misma zona, visitamos la Mezquita de Nuruosmaniye y comimos algo ligero en una cafetería de por allí cerca: Fes Café 🍽️ se llama. Está bien para tomarse una ensalada o un sándwich con un zumo o un café cerca del Gran Bazar. Y de postre, nos fuimos a fumar sihsha a un narguile, que son los sitios típicos para fumar shisha 🌬️ mientras te tomas un té.

Tarde

Por la tarde, nos adentramos por fin en el Gran Bazar. Un laberinto de calles llenas de tiendas donde podréis comprar infinidad de cosas o simplemente pasear y disfrutar el ambiente. Es un sitio turístico donde se estila el regateo, con un encanto y una disposición que lo convierten en un lugar único en el mundo. Hay muchas calles y está dividido por gremios: ropa, artesanía, joyerías, alfombras, cuero… Por lo que nos dijeron, no es el lugar quizás donde puedas encontrar las cosas más baratas al ser tan turístico, pero desde luego que hay mucha variedad. Vayáis a comprar o no, el Gran Bazar es visita obligada en Estambul.

Después de recorrer el Gran Bazar, nos dirigimos a visitar la Mezquita de Suleiman. Para mí, la mezquita más bonita que visitamos en Estambul sin ninguna duda. No cuenta Santa Sofía porque realmente, aunque ahora sea una mezquita, no fue concebida como tal en el momento de su construcción. Por lo tanto, visitar la Mezquita de Suleimán el Magnífico, tanto sus espacios exteriores (el de detrás además con muy buenas vistas al estar situada en una de las Siete Colinas de Estambul), es uno de esos lugares obligatorios que visitar en Estambul en 4 días.

Mezquita de Suleimán

Para terminar la tarde, bajamos hasta el Bazar de las Especias, que, como su propio nombre indica, está centrado sobre todo en la parte gastronómica: especias, tés, frutos secos… Yo soy un apasionado (prácticamente podríamos decir que enfermo) de los frutos secos. Por lo que cuando vi esa cantidad de delicias, apenas podía manejar mis emociones 😂 No sabía para dónde mirar, qué comprar, qué probar o hacia donde ir, podríamos decir que entré en shock. Menos mal que Ana sabe controlar estas situaciones y me compró un paquete de pistachos rojos para que me relajara. Luego tuve que parar a comprar más, claro.

Bromas aparte, aquí podéis encontrar todo tipo de especias, té, café turco y multitud de frutos secos. A mí este bazar me gustó mucho, más que el Gran Bazar. Pero bueno, eso ya son gustos personales, a mí en particular es que me gustan más los mercados de comida que los de ropa y cosas de ese estilo. Cómo no hay que elegir y tenéis que visitar los dos, no hay problema.

Bazar de las Especias

Noche

Para la cena, fuimos al Restaurante Panoramic 🍽️, que se encuentra cerca de Santa Sofía. Ubicado en la última planta del Adamar Hotel, este restaurante tiene unas impresionantes vistas 360º de toda la ciudad. Además, por la noche, Estambul es especialmente bonita porque está muy bien iluminada. La carta del sitio es muy variada y se come muy bien, no es el típico sitio que tiene vistas y ya está. El precio es más caro que la media en Estambul, pero sigue siendo barato para lo que ofrece. Pagamos alrededor de 25€ cada uno con entrante, plato principal, postre y pidiendo copa de vino, que el alcohol en Estambul no es barato. En definitiva, un restaurante muy recomendable.

Vistas Restaurante Panoramic

Día 4: Mezquita Ortakoy; Barrio Besitkas, Plaza Taksin y Avda. Istiklal; Barrio Balat; Terraza con vistas

Para este último día en Estambul, teníamos previsto terminar de ver algunos lugares importantes de la ciudad como la Plaza Taksin y la avenida Istiklal, calle comercial por excelencia de la ciudad.

Mañana

Para comenzar la mañana, nos cogimos el metro y luego un autobús y nos fuimos hasta la zona donde se encuentra el Puente del Bósforo. Allí visitamos la Mezquita de Ortakoy y nos dimos un paseo por la zona, donde había puestos callejeros de comida y unas bonitas vistas del Bósforo.

Desde allí comenzamos a caminar hacia el Barrio de Besitkas, uno de los más famosos de la ciudad, hasta llegar a la animada Plaza Besitkas, donde se encuentra el Museo Naval, el cuál podéis visitar si estáis interesados en los barcos. El museo de encuentra en un moderno edificio a orillas del Bósforo.

Recomendación: Si os falta tiempo en vuestra estancia en Estambul en 4 días o quizás queréis ver algún museo u otra cosa, realmente esta parte os la podéis saltar, no es para nada imprescindible.

Desde la plaza de Besitkas nos dirigimos hacia la Plaza Taksim, una de las plazas más famosas de Estambul. Este lugar si que es de los imprescindibles. Es una de las plazas principales de Estambul y desde la cuál comienza la calle comercial por excelencia de la ciudad, la Avenida Istiklal, la cual recorrimos desde allí. En esta avenida, probablemente la más animada y concurrida de Estambul, encontraréis tiendas de las principales marcas internacionales, restaurantes…

Plaza Taksim

Cómo era la hora de comer, teníamos localizados dos sitios en esta zona. Uno era una pizzería italiana, a la cuál fuimos. Y estuvo muy bien. Se llama Olea 🍽️ con unas pizzas buenísimas y también tienen pastas variadas. El otro que teníamos localizado y al que finalmente no fuimos se llama Falafel Koy 🍽️, que ponía en los comentarios que está especializado en falafel. Ambos locales son pequeños y sencillos, pero se encuentran muy cerca de la Avenida Istiklal. No son tan turísticos como los que se encuentran en la avenida principal, al estar un poco más apartados. El guía nos recomendó también en esta zona la Calle Nevizade. Bien sea para comer, para dar un paseo o para ir por la noche, ya que es una calle con mucho ambiente de restaurantes y locales nocturnos.

Por este barrio se encuentra también uno de los museos más famosos de la ciudad, el Museo Pera. Este museo posee una importante colección de arte oriental turco.

Tarde

Para la tarde, nos cogimos un autobús y nos fuimos hasta el Barrio de Balat, situado en pleno Cuerno de Oro. Es un barrio alternativo donde destacan modernos cafés y sobre todo sus encantadoras casas de colores que podréis ver paseando por sus calles. Un barrio muy interesante para visitar y tomarse un café con un dulce en algunas de sus cafeterías.

Estambul en 4 días
Barrio Balat

Una vez vimos este pequeño barrio, caminamos un poco en dirección al Puente Galata por un paseo que va pegado al Cuerno de Oro, luego nos cogimos un autobús y nos fuimos a tomarnos algo a media tarde cerca de la Torre Gálata, concretamente al Konat Galata 🥂. El sitio destaca básicamente por ser una terraza con unas magníficas vistas al Cuerno de Oro y al Bósforo. Si podéis ir al atardecer y ver así el famoso atardecer sobre el Cuerno de Oro, mucho mejor todavía.

Noche

Por la noche, fuimos a cenar cerca de nuestro hotel porque estábamos ya muy cansados y no queríamos ponernos a buscar mucho ni irnos muy lejos, pero sinceramente, no recuerdo cómo se llama ni me lo apunté, porque no era especialmente recomendable.

Y al día siguiente por la mañana, nos cogimos un taxi para ir al aeropuerto y vuelta a casa. Teníamos expectativas altas porque todo el mundo que había ido nos había hablado muy bien de Estambul, pero las superó. Realmente es una ciudad vibrante y con mucho que ver y disfrutar, una de esas ciudades que hay que visitar al menos una vez en la vida. Espero que os haya gustado este post de Estambul en 4 días y, si tenéis alguna duda, podéis escribir en los comentarios 🇹🇷

More from dpolo
Qué visitar en 4 días en Menorca
Menorca es uno de los grandes reclamos del verano cuando pensamos en...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *